lunes, 12 de julio de 2010

Reseña de Xavier Rubio de la ruta del lince

Solicitado por Felipe el mayor para que haga yo la reseña les envío mi cuento.
Después de poco menos de 6 meses de mi accidente y de nada mas 2 subidas a mi bici de montaña me anime a realizar la Ruta del Lince en el Nevado de Toluca. Un lugar que siempre me a gustado por el bosque, la cima y si uno piensa en entrenar también es un buen lugar ya que un sube a un buen ritmo partiendo de los 3100 msnm a los 4300 msnm, (según yo). La semana previa al evento me trate de poner en contacto con Felipe el mayor para ver si había cupo en su camioneta. Inventándome mil pretextos pensé que ya no iba a ser el viaje hasta que el viernes en la noche me habla para decirme que no había problema para considerarme en la lista de espera y posteriormente en el 6to pasajero, quedando de pasar por mi a las7:15 am.
Llegado el sábado, el día del evento, pasaron por mi a eso de las7:40 am, 20 minutos mas tarde!!!! Ya instalada la bici nos enfilamos a la carretera Mex Toluca vía la autopista. Llegamos al Nevado a eso de las 9:30 am y parecía que nadie iba a correr se veía muy pocos ciclistas, pero al paso del tiempo poco a poco fueron llegando en total le calcule unos 100 ciclistas de todas las categorías, de mujeres la participación fue muy escasa yo vi. nada mas 5, NI EL 1 POR CIENTO. Fuimos a inscribirnos y afortunadamente El Cuas nos ofreció al equipo la inscripción al 2 x 1 como si fuera Julio regalado lo cual nos resulto magnifico. El registro, que por cierto lo hizo Miguel, que cosa rara cuando el es parte de la organización, se tardan en al inscripción, empezamos tarde y siempre al final hay problemas con los resultados. Ahora fue la excepción no hubo ningún problema en la inscripción en los resultados y en el evento, Acabado el registro nos fuimos a comer, unos tlacoyos para todos y unos champurrados para algunos, y así poder arrancar con la panza llena. Yo pedí con la idea de Ricardo uno de haba con papa (puro carbohidrato).
Nuestro temor para la carrera era la lluvia ya que desde el viernes en la noche estuvo lloviendo. Amaneció lloviendo y en la carretera era fuerte. Afortunadamente a medida que nos acercamos al Nevado la lluvia amainaba por lo que la carrera se llevo a cabo si no con lluvia si con una ligera brizna que no afectaba a nadie
Después de que el Cuas, Lorenza Morfin y alguna autoridad de la burocracia del Edo de Mex. dieron las palabras protocolarias, ya que el evento era organizado por los gobiernos federal y estatal, nos dan las indicaciones de la carrera la cual consistía en subir hasta una desviación km 5, en donde los que corrían 10 km regresaban y los que corrían 20 km, que éramos todos los del equipo, seguíamos subiendo.
La pista se realizo sobre un camino ancho transitable para autos y por supuesto bicis siempre subiendo a ratos con un poco de plano y llegando a la desviación seguía transitable para ambos dos (dix it Fox) pero ya un poco mas “difícil” con subidas algo pronunciadas, planos y bajadas no tan pronunciadas. En términos generales la pista es muy buena y muy agradable no pudimos disfrutar de la vista ya que siempre hubo neblina pero no le quito el encanto ya que a mi es como me gusta rodar con poco sol y poca lluvia, ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre. Yo no sabia como me iba a ir ya que la realidad de las cosas he dejado de entrenar como lo hacia antes un poco por el accidente y otro por la carga de trabajo y la falta de ese gusto por competir que hasta ese momento lo volví a sentir y que extrañaba a demás de poder ganarles a todos los Pumas que fueron me dio mucho gusto no estar tan lejos de Cesar “no se que” de www.mountainbike.org me motiva a retomar nuevamente esto.
Bueno después de llegar al km 10 que es donde termina la subida regresamos por el mismo camino por lo que el regreso es casi todo de bajada yo estaba clavado en alcanzar a 6 corredores que estaban muy cerca de mi. Antes de los10 km ya me había recetado a 3 y nada mas me faltaban 3 mas, si las matemáticas y mi hija no me mienten, con las bajadas y las subidas ya estaba pasando a 2 mas hasta que viene la fatalidad un ciclista novato, creo yo, que salio de no se donde se quiso meter entre mi y el vado de la carretera cuando no había un solo cm para hacerlo y a demás ya cuando tenia su rueda delantera pegada a mi rueda trasera se acuerda que tiene boca y me dice -a tu derecha- cuando ya no había nada que hacer habiendo unos 10 mts. de ancho por donde pasarme se le ocurre hacerlo en la parte donde no hay posibilidades. Pues se cae y mi sentido de solidaridad recordando viejos tiempos, gracias Juan Carlos, me detengo para auxiliarlo, el tipo parecía muerto ya que el vado era igual de ancho que sus hombros y estaba todo estirado lo único que tenia vida era su voz o mejor dicho sus quejidos de dolor. No ma… me dije a mi mismo, trato de que se relaje me cuenta que le duele el hombro izquierdo y la muñeca derecha trato de ver su hombro y mas o menos lo veo en su lugar. A cada ciclista que pasaba le pedía que llamara a la ambulancia Por fin llega un amigo suyo y yo creo que con la adrenalina que trae el accidentado se levanta a armármela de jamón (Felipe dix it) y pues yo que estaba muy encabritado por que me había quitado la oportunidad de hacer podium pues me le dejo ir así como así como el fue el que empezó y yo termine ya de acabar con el problema pues que lo dejo con el amigo y le sigo dando ya sin saber en que lugar termine ni cuanto tiempo perdí. Bueno lo de la bronca es puro cotorreo.
El caso es que viendo los resultados termine en el lugar 7 Si no hubiera tenido que pararme por el novato yo creo que hubiera terminado en el 3ro o 4to lugar pero ni modo así son las cosas. Posteriormente empezaron a llegar los diferentes miembros del equipo el orden no lo se pero van llegando uno por uno. Terminada la premiación rifan 2 lentes Ocley sin tener la fortuna de ganar algo. Nos fuimos ahora si a comer unas quesadillas y unos tlacoyos y de regreso escuchar lo poco que faltaba del partido de Uruguay y Alemania. Los participantes de esta pequeña aventura fueron: Ricardo, el entrenador, Víctor “Frías”, Felipe “el mayor” Felipe “el menor” Mauricio, su servilleta Xavier e Issac que llego por su lado. No llegamos con premios ni nada pero nos la pasamos muy bien.
Por otro lado creo que valdría la pena realizar una ruta por ahí subir hasta las lagunas el lugar y la ruta valen la pena.