miércoles, 11 de agosto de 2010

RESEÑA DE LA CARRERA EN BANXU

Oscar nos manda su reseña de la participacion en la carrera de Banxu
LA BELLEZA DUELE
Banxu es un lugar raro, es boscoso, frio; a solo 7 kilómetros del valle del mezquital donde predomina la vegetación desértica, es un pueblo que busca hacerse un notar en el turismo de Hidalgo y que además está ganando terreno en la realización anual del bike maratón, da gusto correr en un lugar así lo primero que vez es que hay botes de basura colgados en los árboles o en los postes.
La pista del Banxu inicia en la zona boscosa y te da la bienvenida con una rica subida para entrar en calor, continua con una prolongada bajada en camino ancho donde los más atrevidos se dejan ir aproximadamente a 60 kms por hora y los más impertinentes a probar el suelo en las curvas; posteriormente entras de lleno a la parte desértica donde la cadencia y la continuidad de pedaleo son tus mejores armas. Atraviesas varios pueblos donde los niños en el pórtico de sus casas te dan ánimos y controlan a sus perros, los mayores están ocupados dándote abastecimiento, agua toda la que necesites e impidiendo el paso a los vehículos e indicándote el camino.
La pista esta excelentemente marcada y es en esta zona donde se separan las categorías de 30 y 54 kms. Para posteriormente volverse a juntar en el inicio del nada menos alpe hidalguense una subida dura de 7 kilómetros en asfalto que va formando interminables eses, donde cada curva marca una rampa endiablada que decidí abordar despacio pero constante con los brazos relajados y cadencia alta para no subir las pulsaciones y los calambres se hicieran presentes. Para el inicio de la subida me encontraba en un grupo de la misma categoría donde estaba el segundo y el octavo lugar, poco a poco la técnica empleada daba resultados unos por descomposturas ficticias se fueron quedando otros por calambres o cansancio los fui dejando, la belleza del paisaje se hacía presente desde la siempre bella montaña al cambio de clima de calor a frio nuevamente y la neblina que te toca.
Para terminar te faltan “solamente” 9 kms de single track que con piernas frescas serian rodables pero cansado te van a doler muchísimo, la mayoría de ellos fueron caminando y rodando sin forzar las piernas el piquete de los calambres esta presente; es en esta zona donde me alcanza Juan Pablo que había yo rebasado por un pinchazo y decido aguantarle el paso y utilizarlo de gregario como buen coequipero además es padre que el equipo PUMAS ruede junto, hay tramo de single track que fue hecho por los lugareños que hace parecer a los ciclistas primos cercanos de las cabras en donde hay que tener cuidado de bajar el pie de lado correcto a riesgo de desbarrancarse y para finalizar tres kilómetros de bajada rápida técnica boscosa sabrosa que te hacer sentir poderoso y regresar al pueblo.
Para disfrutar todo eso hay que verlo, vivirlo, sufrirlo que te duelan las piernas y saber por qué la belleza duele.