miércoles, 2 de junio de 2010

reseña De José Artigas de su primera competencia


Nos manda Jose su reseña de la carrera de maraton en Cuautla:
Después de 1:30 de camino llegamos a la pista mi mamá, mi papá, mi novia y yo.
Iba preocupado en el camino porque iba pensando que el arranque iba a
ser a las 12:00 pero en fin; Llegué a recoger mi paquete, baje la
botana, fui a saludar a la carpa puma y me quedé un rato conviviendo
con mi familia y equipo.
A las 12:30 Tonalli y yo salimos a calentar y oí una rama en mi llanta
trasera pero no le di importancia y seguí.
A las 12:45 nos formaron en la meta para arrancar, pero primero
arrancó la categoría elite y después de un malentendido se dió la
salida a todos. Ya estaba listo para arrancar cuando volteé atrás ví
que mi llanta estaba completamente ponchada, y justo cuando se dió el
arranque a todos me bajé y desesperado no podía pensar y se me ocurrió
ir a carpa para ver quién tenía una llanta con disco y le pedí a
Ricardo la suya, me la prestó, salí corriendo a montarla y salí
bastante rápido.
Iba a buen paso con la estrella mediana y el piñón más chico, pasé a
algunos de los últimos y en la primera “Y” fue mi primer retraso de 15
min. Me fuí a la derecha en vez de irme por donde estaban las vacas
muertas que por cierto nunca las ví. Por este camino empezó un
descenso como de 3km. que sale justo a lado de donde se sale de los
túneles,iba bajando con otro señor de mi misma categoría y ahí nos
encontramos al coche negro con dos chavos que nos dijeron que ese no
era el camino. Me regresé por el mismo camino que lo que era una buena
bajada se conviertió en una interminable y empinada subida. El señor
se bajo en más de la mitad del tramo de la bici y yo iba arriba así
que lo pasé un buen rato.
Encontré el camino y empezé el tramo hacía los túneles que fue cuando
terminé con los brazos todos espinados, pasé el primer y el segundo
túnel y cuando salgo me encuentro a un chavo abajo de la bici que me
pregunta que si traigo cámara, y solo traía una.
No lo pensé dos, sino tres veces pero accedí a ayudarlo. Le dije que
me adelantaba, como 5km después se vino mi siguiente retraso que fue
como de 30 mins del lado derecho había sembradíos de maguey, y del
lado izquierdo un puente de vigas de metal y después un camino ancho.
Me seguí por los sembradíos y escuché como se salía el aire de la
rueda trasera.
Estuve un buen rato esperando a que pasara el que traía mi cámara,
como 10 min. después vi al señor que me encontré en la subida al
camino de los túneles. Y le pregunté que si traía una cámara y me dijo
que sí, me la dió y se espero conmigo porque necesitaba aire y no
traía bomba, yo le dije que traía y para mi gran sorpresa se cayó en
el camino. Esperamos como 15 min. y pasó el chavo, le platiqué mi
situación y me dió una bomba, hice el cambio de cámara, la inflé y me
adelanté.
Estaba en un plano bastante largo y ya me faltaba agua en mi anfora y
en mi camel-back, ya no me quedaba casi nada y a la mitad de este
plano dos agricultores que estaban en unos sembradíos me llenaron mi
anfora y mi camel.
Un rato después me paré a tomar mi gel energético porque el sol me
estaba agotando demasiado y de ese tramo salí a una carretera vacía
que empezaba plana pero terminaba con curvas y planos muy empinados.
Regresé a un tramo de terracería plana y ví a lo lejos a tres
personas, cuando me fui acercando ví que era Ricardo, Juan Pablo y
José Antonio!
Ya iba bastante cansado y seguimos, empezó lo empinado del pavimento y
Ricardo me dijo que podía irme en los coches que remolcaban, yo le
dije que no, que yo podía y que quería terminar con mis piernas este
maratón.
Agarré cadencia y por lo tanto ya casi no me bajaba, escuchamos un
coche y nos hicimos a un lado y para mi sorpresa era mi camioneta con
mi papá, mi mamá y mi novia que fueron a hecharme porras. Me sentí
súper apoyado y esto me motivo más para seguir adelante, porque de por
si disfruté mucho la carrera y en ningún momento me quejé.
Llegó la última curva que la difruté todavía más y el equipo me
recibió con muchas porras, lo cual me encantó!
Terminé, descansé un poco en la carpa, tomé mucha agua y estuve en compañía con el mejor equipo.