viernes, 31 de julio de 2009

Metropolitano Acaxochitlan


Hola a todos:
Antes que nada una disculpa por la tardanza de la reseña pero estuve muy ocupado esta semana, pero en fin.
Empiezo con mi travesía cuando Felipe pasó por mi a la caseta y todo el camino fue de pura grilla ya saben, que el reglamento, que los que compiten, que las categorías, pero a fin de cuentas parte de la esencia de un equipo y nada personal, solo puntos de vista y la idea de cada quien.
Llegamos y nos fuimos a inscribir, ya saben Felipe hablando con medio mundo lo pequeños preparándose.
Arranca PinPin en cuarto o quinto lugar pero en la primera subida remonta a tercero donde se mantiene durante toda la competencia, muy reservado, al final me entero que era estratégico ya que el tercer lugar le bastaba para obtener el campeonato metropolitano y no se quiso arriesgar a una caída o cualquier otra cosa, así que ahí tienen a el campeón metropolitano del 2009, FELIDICADES.
Después salimos Felipe, Víctor Ortiz y yo (Andrés), al menos yo un poco mentalizad al tipo de pista a la que me enfrentaba y tratando de buscar la revancha en esa pista la cual me había hecho pasar un mal momento hace un año en la apertura de los nacionales en el 2008.
En la primera vuelta salgo con todo, a buena velocidad al ritmo del grupo pero me la pista esta lodosa con ese lodo que parece jabón, donde en bici es casi imposible subir y caminando se resbala uno, las subidas empinadas y largas, los descensos con el lodo que les conté hace que uno tenga poca estabilidad pero al menos no me caí, aunque dos descensos preferí bajarme, por que a los de adelante vi como volaron y no se veía agradable la escena, para cuando inicie la segunda vuelta ya se me estaba acabando el gas, así que le baje al ritmo por que como presentía la tercera vuelta iba a ser un infierno, ahí fue donde Felipe me alcanzó pero como Felipe y yo nos llevamos me iba pegando con su llanta a la mía y el camino estaba ancho y ya saben diciéndole de cosas “Haa tanto espacio y tienes que estar encima de mi” algo así pero con otras palabras y cuando volteo lo veo y ya saben risa y risa. Después me lo volví a encontrar y otra vez me empezó a molestar, cambio la voz y me estaba diciendo pista pista y el camino estaba ancho una vez mas y se la volví a recordar y otra vez risa y risa, pues déjenme decirles que eso fue lo único divertido de la pista, por que la ultima vuelta estaba realmente cansado, las subidas interminables, hasta el momento es la pista mas difícil a la que me he enfrentado, ni siquiera los maratones se me han complicado tanto, en fin la pista me volvió a vencer, ya será para próxima, todos acabamos molidas y casi cerramos la pista nosotros, pero ninguno abandonó. Richard se puso en un lugar estratégico dándonos agua pero en la ultima vuelta lleno la cantimplora de coca por que ya tenia hambre y necesitaba azúcar, cuando mi cuerpo recibió la coca sentí como se absorbía.
En el pueblo nos fuimos al tianguis y comimos guisados, nos supieron a gloria, admito que esta ves gorrie la comida por que se me acabo el dinero, pero se las debo, el regreso muy tranquilo salvo que nos metimos en caseta en la de autos con las bicis arriba y las tuvimos que bajar y todo mundo refrescandonosla pero ni pex parte de viajar.
Por ultimo agradecer a todos mis compañeros de aventuras y desventuras por ser parte de estas experiencias que realmente no tienen precio.