viernes, 19 de agosto de 2011

Reseña de la carrera en Monte Castillo, Morelos

Diego Jünker Gallardo, nos manda su reseña de la final del serial de Morelos en Tepoztlán.

No ha sido una buena semana de entrenamiento… he estado cansado desde el Sábado, cuando Armando nos dio una buena lección en “La prueba de la hora”, no he podido estar al 100% desde entonces, pero cuando llega el día de una carrera, no puedes arrastrar pesares, no puedes sostenerte en excusas, solamente aprendes y te adaptas a las situaciones, punto, una nueva carrera se acerca y tienes que ¡darlo todo!
Llevo 1 hora despierto y no he podido dormir… las emociones son muchas, trato de imaginar la pista, trato de mentalizarme y tranquilizarme, enfocarme en pasarla bien y disfrutar de la carrera… finalmente mi cuerpo y mente ceden… Una canción conocida me marca el inicio de un nuevo día…
Tras un buen desayuno y un piquete de abeja… “La Güera”, nuestro VW, mi padre y yo estamos listos. Un día nublado nos recibe al entrar a la carretera, aun estamos lejos y no sabemos cuáles serán las condiciones en la pista, pero… ¿que importan las condiciones? ¡Si de todos modos vamos a pedalear!
Al lado de José, Luis Carlos, Armando y Wuicho, comenzamos la vuelta a la pista, una subida de tierra compacta que más adelante se complicaba por culpa de innumerables piedras, esta misma nos llevaba a un camino amplio el cual cruzaba una carretera (imagino que era la Federal México-Cuernavaca)
Subidas y mas subidas, un desvío y otra subida, ahora era un single track, muchas piedras, otro desvío, mas subida y sobretodo ¡MAS PIEDRAS! Tenía que hacer un gran esfuerzo de equilibrio con “La Güera” a la hora de traccionar…. Para esta pista, había equipado a mi bici con llantas para lodo, esperando que este tipo de superficie estuviera presente en la mayor parte de la pista. Por desgracia no era lo ideal, pues no tenias el agarre suficiente en ese valle de piedras, tenía que llegar a cambiar llantas… solamente con la esperanza de que funcionaran mejor…
Una bajada bañada en piedras y que necesitaba mucha técnica, ni un solo camino marcado, por lo cual tenías que bajarla por donde sea, fuerza en brazos, abdomen, espalda y mucho equilibrio. Obviamente, tuve complicaciones con el agarre en la parte delantera. Todos sabemos que no es nada agradable cuando tienes problemas de adherencia y se desenclipa un pedal… 2 veces en esa bajada estuve a punto de terminar en el suelo, estuve muy cerca, pero no sucedió…
Un single track con columpios en un bosque, con piedras que te hacían aún más angosto el camino, bastante complicado, después de esto volvíamos a salir al “campo abierto” a cruzar la zona de meta y entrar a la ultima parte de la pista, una bajada muy rápida y angosta (demasiado divertida), que te llevaba a 2 grandes “ollas” con una bajada muy empinada, pero corta, y una subida igual para salir de ella, por último, un cruce técnico por algunas grandes e inevitables piedras para regresar a la meta.
Tras terminar la vuelta de reconocimiento... Sentía miedo, la pista estaba complicada y era difícil, al menos para mí.
Al llegar nuevamente al campamento puma, me apresure a cambiar la llanta y comenzamos a prepararnos, no faltaba mucho para el arranque… tenía miedo, la pista me había asustado, no tenía el agarre ni la mentalidad en forma para enfrentarme a ella, por lo que decidí ir a full en las subidas y plano, cuando se pudiera, y aflojar en las bajadas.
El arranque me tomo por sorpresa, no estaba ni cercano a la línea de salida, como pude me abrí paso, en cuando conecte el pie al pedal derecho tuve que arrancar. Me coloque en el grupo de punta durante las 2 primeras subidas, llevaba un buen ritmo, estaba en 3er lugar antes de la primer bajada… Pero esa primer bajada me hizo titubear demasiado... no sabía cómo dominarla, no sabía que “gestos” iba a hacer la nueva llanta y no había podido pasar rápido por ninguna bajada en la vuelta de reconocimiento… Perdí demasiados lugares en esa bajada… y en la siguiente… y ¡en la siguiente! No podía ser... Felipe Jr. Me rebaso, Armando venia un poco atrás y lo imito... me estaba quedando, el cansancio comenzaba a surgir, pero sabía que aun tenía más para dar y tenía la seguridad de que para la siguiente vuelta no cometería el mismo error, esas bajadas ¡no iban a ganarme!
Crucé la meta, el calor era demasiado... tuve que aflojar en las subidas ahora, pero no lo fue así en las bajadas, donde hice un buen trabajo, creo yo. Una llanta, o tu bicicleta, nunca deben ser más fuertes que tu.
Deje caer el vaso de agua que me dieron sobre mi cabeza, el calor desapareció unos momentos, logre enfriar mi cabeza, recuperar mis ideas y mis objetivos. Debo disfrutar del momento y saber que lo di todo, independientemente del lugar en el que termine los resultados… ¡ya vendrán!
¡Última vuelta! Las piernas no me reaccionaban como hubiera querido, e inclusive, rondaba el fantasma de un calambre por mi pierna derecha, físicamente estaba agotado… pero siento que fue mi mejor vuelta, la mente trabajó sobre el cuerpo, conocía la pista mejor que nunca, sabía en qué velocidad entrar a una curva o una subida, sabía ya que iba a venir después y que había que hacer. Una bajada antes de volver a cruzar la carretera, escuche alguien que venía detrás, me quite de trayectoria, Luis Carlos me dejo completamente parado, el joven venia inspirado, el 2do lugar de su categoría nunca me alcanzó…
Crucé por la zona de meta, para entrar a la última sección de la pista, justo cuando un corredor me rebasó, no sabía quién era, no importaba…
Entre a la 1er “olla” rápidamente me encamine a la 2da y pude escuchar claramente los gritos de alguien del equipo y unos niños “ ¡VAMOS DIEGO! “ que genial sensación!, y que genial bajada la que seguía, de ese punto en adelante, “vacié el tanque”, había que terminar bien, iba alcanzando al ciclista que me había pasado anteriormente, la meta se acercaba y yo a él, pero no fue suficiente… Que malo fue saber que era el 7mo lugar de mi categoría y termine a solamente 10 segundos de él… Nuevamente hay que seguir entrenando.
La pista a la que le temía, resulto ser demasiado divertida, una de las mejores que he conocido y la pase demasiado bien, no cometí el error de presionarme por un resultado, simplemente hice mi trabajo, y quede satisfecho con ello.
Participamos: Luis Carlos (1° Avanzados AA), Armando (4° Avanzados 40), Felipe, Felipe Jr., Mauricio, José Antonio, Wuicho y yo.
Felicidades a todos por el trabajo realizado. Muchas gracias a nuestra inigualable porra y por el apoyo de todos. Extrañamos la presencia de nuestro Entrenador Ricardo, que por causas ajenas no pudo acompañarnos.
Apartado especial merece ¡el campeonato obtenido por Diego Ramos! En Infantil AA y por supuesto ¡el campeonato de Luis Carlos! Y los 3ros lugares obtenidos por Oscar y Felipe Jr. ¡Felicidades!
Gracias a todos y me merezco un zape por tardar tanto con la reseña… ¡DISCULPEN!
P.D.: ¡ya encontré mis lentes! jajaja