lunes, 12 de septiembre de 2011

Reseña de la Carrera en Huichapan

Oscar Plascencia nos manda su reseña de la carrera de Huichapan.
RESEÑA HUICHAPAN
Había estado esperando todo el mes de septiembre las convocatorias para las carreras previas a la popobike para tomarlas como entrenamiento previo. No fue hasta el martes de la semana pasada cuando salieron y de inmediato me salto el espíritu al saber que si hay quien las organice todavía.
Me dispuse a participar en el bike maratón de Huichapan organizado por la liga de ciclismo del estado de Hidalgo que además presento las condiciones similares a la popobike, siempre premian en efectivo todas las categorías lo que hace más interesante el campeonato, además siempre ofrecen comida para todos los corredores al final de cada carrera.
Salimos tarde el domingo, poco antes de llegar a la caseta de cobro de Tepozotlan el tráfico se paro y pensamos en algún momento que no llegábamos a la carrera, por lo que mi Esposa empezó a inquietarme en que sería mejor regresarnos, que bien que no le hice caso, cosa que sucede muy pocas veces mas por seguridad que por convicción.
Llegamos con buen tiempo para hacer la inscripción con más calma y tener un poco de convivencia con los amigos de siempre, saludar a todos y hacerles sentir que si había pumas por esos lugares.
La carrera arranco con las categorías que solo recorrieron 20 kms para darles la oportunidad de llegar juntos a la meta con los demás corredores.
La pista inicio con un semiplano diría Ricardo, de 5kms que hizo que subieran mis pulsos a 95% para no despegarme del grupo, para después empezar a subir un tramito de 15kms empedrados del asco donde siempre rebotas y no agarras ritmo sino odio por el sillín tuve que dejar que me rebasaran todos, había que bajar el ritmo o no terminaría la competencia y en realidad ese era mi objetivo debido a que la semana había estado entrenando sin tomar en cuenta esta competencia. Una vez terminada la subida seguido por un plano que me hizo recordar los pastizales escoses donde no hay árboles un lago donde no se antoja nadar, cercas de piedra encimada, lluvia y neblina.
Terminando este tramo empezó la subida de 5kms en single track donde me rebaso lupillo: que honda güey te perdiste? -Si güey ,- no manches güey, no lo podía creer por un rato le estaba ganando a lupe, que hay que ver como sube, todo el tiempo haciendo la bailarina por más que quiero hacerle caso a Richard no me sale.
Justo a 1 km de terminar la subida empezó a llover y como no traigo limpiadores en los lentes se me empezó a dificultar distinguir el camino además se empañaron lo que todavía complico el asunto, lo que me motivo fue que alcancé a varios corredores de mi categoría, una bajada técnica donde no había camino, lleno de piedras por casi 10kms y dije esto es lo mío puedo alcanzar a los que faltan. Tramos llenos de piedras volcánicas que te recordaban que cualquier caída va a ser dramática, le suelto al freno la velocidad de incrementa, las suspensiones de mi negra diría Diego trabajan al máximo, las vacas que se te quedan viendo como preguntándose - y estos güeyes de donde salieron, se atraviesan o se quedan estáticas en el camino interrumpiendo tu descenso más adelante encuentro un parte donde las lajas están en la misma dirección en la que vas, lo primero que pienso es voy a ponchar, trato de brincarlas no me doy cuenta que no hay pista de aterrizaje y ni modo al suelo, a las rocas, mi bici, mi yo, mi ego, el oscarin se duele, no está su mamá para decirle ya no corras hijo ven te sobo así que ni modo sea machín y a terminar. Vuelvo a retomar el ritmo de bajada rebaso al tercer lugar justo empezando el último tramo que es plano, el infeliz se pega a mi rueda ni maíz yo no voy a hacer el trabajo para que al final me rebases tomo las curvas rápido me paro en pedales el pulso a 95%, más dale cabrón 98%, que reviente, le empiezo a sacar terreno un escalón que por reflejos lo vuelo el de atrás le dio meyo y se detiene. llego en segundo mi esposa me recibe con los brazos abiertos- vientos vieja – ya sacamos para la gasolina.
Es un gusto estar en el podio con el uniforme PUMAS que todos distinguen y saben a quién le pertenece.